Chequeando

Centro de aislamiento en Tarija no fue intervenido, pero sí trasladaron a pacientes con COVID

Este artículo fue publicado originalmente por Bolivia Verfica, un medio digital que se dedica a la verificación de noticias falsas (fake news) y del discurso público para luchar contra la desinformación y mejorar la participación democrática.

La versión de que pacientes con coronavirus fueron removidos el pasado fin de semana de un centro de aislamiento a otro albergue en la ciudad de Tarija está circulando en cadena por WhatsApp. La versión de este traslado es verdadera, aunque no hubo una intervención como señala el mensaje.

“Sacaron al personal médico y a los pacientes, con el pretexto de que van a desinfectar, para albergar a 50 médicos que llegarán supuestamente del interior del país”, dice la denuncia que circula desde el fin de semana por WhatsApp.

La denuncia hace referencia al centro de aislamiento Guadalquivir, dependiente del Gobierno Municipal de Tarija. La cadena que circula está a nombre del médico Roberto Márquez.

“Este trato inhumano no solo recibimos los médicos, enfermeras y personal que trabaja en el centro; los pacientes también fueron obligados a abandonar el lugar sin que cumplan los días de aislamiento”, agrega la denuncia que circula en esta red social.

El principal apuntado en esta denuncia es el delegado del Ministerio de Salud en Tarija, Juan Carlos Oquendo.

Pacientes removidos

Bolivia Verifica logró contactarse con el doctor Roberto Márquez Córdoba, cuyo nombre figura como denunciante en la citada cadena de WhatsApp. El médico cirujano confirmó que hizo esa denuncia, misma que la formalizó ante la oficina del Defensor del Pueblo en Tarija.

“Lo curioso de todo ese operativo, es que se llevó a cabo en la noche, sin previo aviso, resultando incómodo para pacientes delicados con COVID-19”, confirmó el médico.

El principal señalado en esta denuncia, Juan Carlos Oquendo, respondió a Bolivia Verifica que este accionar no fue una intervención y tampoco estuvo a cargo del Ministerio de Salud. “El centro Guadalquivir depende de la Alcaldía no de nosotros, no podemos intervenir”, respondió el delegado ministerial.

Oquendo asegura que se enteró del caso por medio de esta cadena que circula por WhatsApp.

El delegado ministerial agregó que sí había un retraso en el pago a los trabajadores de salud, mismo que ya está “siendo resuelto”, motivo por el que cree que fue aludido. El funcionario acotó que esta situación se debió a que había trámites que estaban incompletos.

Por otro lado, el secretario de Desarrollo Humano de la Alcaldía de Tarija, Rodrigo Fuenzalida, confirmó el movimiento de personal de salud como también de dos pacientes con COVID al albergue municipal.

Fuenzalida negó que se hubiese dado una intervención, pero admitió del traslado para permitir que 50 médicos voluntarios cruceños sean albergados en este lugar. Este personal médico estuvo ayudando en la atención de policías.

Los dos pacientes con COVID y el personal de salud que trabajaba en el centro de aislamiento Guadalquivir fueron trasladados al albergue municipal. “Su atención igual está garantizada en ese lugar”.

La explicación del secretario municipal es que de acuerdo a la evolución de los pacientes, éstos son traslados a otros centros de salud o albergues, con el fin de permitir el ingreso de aquellos que necesiten mayor atención.

“Cuando ya empieza a disminuir la gravedad de la enfermedad, estos pacientes son trasladados a otros centros o albergues para culminar su recuperación”, acotó el secretario.