Nacional

La salud de Áñez se volvió a complicar; el médico que la atiende dice que presentó parestesia en las manos

La expresidenta Jeanine Áñez, recluida en la cárcel de Miraflores (La Paz), volvió a sufrir complicaciones en su salud este jueves, descritas por el médico Gustavo Choque como una descompensación aguda, con urgencia hipertensiva y crisis ansiosa.

El informe manuscrito refiere que presentó parestesia (adormecimiento) en miembros superiores con entumecimiento de ambas manos.

Sus signos vitales presentaron principalmente dos anomalías: una elevada frecuencia cardiaca de 106 latidos por minuto, y la presión arterial en 180/110 (lo normal es 120/80). “Amerita control de presión arterial y observación, se le administró antihipertensivos y Complejo B y se procede al control en su habitación”.

Más temprano emitió un pronunciamiento en sus redes sociales, en el que sostiene que se encuentra en “total indefensión” y alerta sobre el deterioro de su salud. Cumple 87 días detenida preventivamente en la cárcel de Miraflores de La Paz.

El escrito reitera que es “presa política de este Gobierno” y lamenta que sean rechazados todos los recursos presentados por sus abogados para que pueda defenderse en libertad.

“Como no hay sustento para sostener las acusaciones que se hacen, inventan nuevos tipos penales para mantenerme presa y yo me siento en total indefensión”, indica el comunicado de la exmandataria.

Recalca que “uno de los pilares fundamentales de la democracia es la independencia de poderes, procesos justos con respeto a las leyes es lo que merece la ciudadanía” y recalca que la administración del MAS utiliza la administración de justicia para su “venganza política”.

EL DEBER